viernes, 3 de diciembre de 2010

1900



1900

Llegamos a la fecha en que Max Heindel, aparece como mensajero; otros anteriormente habían
actuado como tales; Mesmer fue enviado por los Hermanos de la Rosa Cruz; Shakespeare y Francis
Bacon fueron influenciados por el mismo Instructor.

Max Heindel estableció una Escuela en la cual el desarrollo científico espiritual se enseña a unos
pocos de la Edad de Piscis. Esta escuela correlaciona la ciencia con la religión y establece una
ciencia espiritual de la Iniciación, preparatoria para la venida de un nuevo instructor en la edad de
Acuario cuando la iniciación será enseñada a mucha gente.

Max Heindel comenzó el trabajo de la Fraternidad Rosacruz después de recibir la primera
Iniciación en Alemania en la primavera de 1908, dando conferencias en Columbus Ohio, en
Portland, Oregón y en Seattle, Washington y en Los Angeles, California.

Así nació la Fraternidad Rosacruz y en Agosto de 1909, fue publicado el Concepto Rosacruz del
Cosmos. En 1910 se casó con su vieja amiga de los días de la teosofía, Miss Augusta Foss.
En 1911 compró en calidad de miembro del directorio de la Fraternidad, el sitio de la colina
conocido como Mt. Ecclesia en Oceanside.

Creó un núcleo de miembros y discípulos en Seattle, lecciones mensuales a los estudiantes y cartas
a los probacionistas entregadas de manera regular.

En 1919 Max Heindel pasó al más allá y Doña Augusta en 1949.

Hoy, la Fraternidad es aun gobernada por la Junta de Directores elegidos por los miembros desde
1956.

El trabajo continua yendo al publico en el año 2000 a medida que muchos estudiantes continúan
buscando la luz de la rosa cruz, cuya iluminación espiritual del pensamiento científico moderno
promueve el desarrollo del entendimiento y poderes espirituales.

El día de la fundación de la Fraternidad, el 28 de Octubre de 1909, en Mt. Ecclesia, Oceanside, se
dieron cita nueve miembros en torno a la cruz de los fundadores, que en esa ocasión era de color
negro.

En 1925 la poetisa mística Ella Wheeler Wilcox visitó a Mt. Ecclesia y contó la historia de cómo
ella y su esposo Robert Wilcox estuvieron en medio de una tormenta:

Un barco zarpa para el Este y otro para el oeste,

Soplando para ambos los mismos vientos,

Es el timón del marino y no el viento

El que determina el camino que se debe seguir.

Los vientos del mar son como los planes del destino

Mientras viajamos a través de la vida.

Son los actos del alma los que determinan el rumbo

Y no la calma o la tempestad."

La búsqueda frenética de los placeres materiales, los deportes violentos y peligrosos, el
entretenimiento degenerado, la literatura pornográfica y las formas artísticas que atraen a las masas,
los rasgos brutales del crimen de hoy, todo esto es propio del fin de la Edad de Piscis.

Cuando Jesús
vino al mundo también se hallaba cerca el fin de una Edad. Cuando se acerca el cierre de una
Edad se hace necesario hacer cambios que permitan moverse hacia la nueva y no quedarse
rezagado. También se dan cambios etéricos que originan tormentas en los sistemas mentales,
morales, sociales, políticos y religiosos.

Ahora, al igual que en la época de Jesús, vemos estos disturbios presentes. La humanidad ha tenido
2000 años para mejorar y obtener conocimiento y sabiduría. Mentalmente hemos mejorado en
conocimientos materiales; hemos hecho considerables avances; igualmente en el campo social y
humanitario se han hecho avances significativos pero, aun nos falta mucho por vencer el extremo
intelectualismo, que se torna egoísta y cruel.

Los grandes cambios mundiales tales como los que estamos enfrentando ahora conducen a la
humanidad hacia un remolino de experiencias místicas.

Hay problemas hoy que dejan perplejo a los hombres más sabios, el mundo parece estar al borde
de la autodestrucción. La gente está cambiando la moral, los hábitos y la ética. Es difícil ver para
donde vamos.

Marcos 13 nos dice en palabras de Cristo Jesús: En aquellos días habrá aflicción, tal como no hubo
desde el comienzo de la creación.

Vemos al pobre mundo temblando buscando algo en donde pueda anclar - Y la respuesta la tiene la
Fraternidad Rosacruz y las enseñanzas de la sabiduría occidental.


* * *

extraído de: RETROSPECTIVA DEL NUEVO MILENIO
Susan Lee White

No hay comentarios:

Publicar un comentario